“Dirigir es organizar un accidente”: Del Toro comparte sus saberes en festival

“Dirigir es organizar un accidente”: Del Toro comparte sus saberes en festival.

A través de una interesante y profunda charla con Alec Baldwin durante el Festival de Cine de Tribeca, el cineasta mexicano Guillermo del Toro compartió sus saberes sobre el arte cinematográfico.

Con su característica disposición de compartir conocimientos sobre el arte que le apasiona y de darle al ingenio el valor que merece en la labor titánica de hacer cine, Guillermo del Toro mantuvo una enriquecedora conversación con el actor Alec Baldwin sobre el quehacer cinematográfico, esto durante el Festival de Cine de Tribeca.

El cineasta mexicano fácilmente pudo orillar a los oyentes a sacar libreta y pluma, ya que habló sobre sus apreciaciones en cuanto a la dirección cinematográfica y compartió con Baldwin algunas de las historias que ahora remembra como un paso más en su experiencia.

De acuerdo con Deadline, el actor estadounidense cuestionó a del Toro sobre si estaría dispuesto a hacer un ‘remake’ de alguna historia sobre monstruos, momento en el que el director reveló que había orientado una primera versión de su oscarizado filme La forma del agua hacia Universal, esto con una dirección más ligada al clásico El monstruo de la Laguna Negra. Sin embargo, esa intención nunca se concretó.

Tuve una idea de Frankenstein y La novia de Frankenstein, pero no creo que suceda”, externó Guillermo del Toro.

Después, el ganador del Oscar compartió una de sus más reveladoras apreciaciones sobre el arte de hacer cine, comentario que prácticamente resumió la base de su enriquecedora trayectoria.

Las películas que yo hago, en la mayor parte del tiempo las hago porque la premisa es absolutamente loca. Cuando estás en un set y has absorbido 100 años de cine… tienes que parar y decir, ‘ok, eso es lo que normalmente pasaría en esa película. ¿Qué puedo hacer que sea diferente? Y te detienes. Tienes que detenerte. Y mientras más viejo te haces, más quieres hacerlo diferente”, externó el cineasta mexicano.

Del Toro describió que dirigir una obra cinematográfica es “organizar un accidente”, “una negociación de rehenes con la realidad”, para luego compartir que cuando realiza un filme él escribe previamente una biografía de entre ocho y 10 páginas de cada personaje, hace el ‘storyboard’ y planea cada composición.

Esta preparación ha llevado al director a contar con una mano las ocasiones en las que ha debido hacer ‘reshoots’ (regrabación de escenas una vez que la película ya ha concluido su filmación) en lo que va de su carrera: en El Laberinto del fauno y Pacific Rim.

Además de revelar que para sus cintas escribe a los personajes con específicos actores en mente, y si dichas estrellas no pueden interpretarlos “simplemente no hago la película”, el cineasta mexicano hizo reír a la audiencia con sus comentarios sobre el deber de superar los problemas de presupuesto al momento de hacer un proyecto cinematográfico.

Finalmente, Guillermo del Toro se llevó el aplauso de la audiencia al referirse a los monstruos para hablar de la sociedad actual y sus verdaderos temores, colores y errores.

Vivimos en un mundo ahora mismo… que es un lugar narcisista. Hay una dicotomía entre negro y blanco. Nadie es negro y blanco. Todo existimos en medio. Todos tenemos el derecho de ser policromados… La complejidad de la humanidad encuentra su expresión en los monstruos. Los medios nos dicen que seamos perfectos en muchas formas. Tienes que tener cabello perfecto, perfectos dientes. Nunca dejes que te vean sudar. No, no, no, no, no. Déjame sudar, hijo de pu***. No tengo dientes perfectos. No tengo cabello perfecto. No me importa. Quiero ser un buen ser humano. No hay comerciales para eso”, expuso del Toro.

Fuente: Debate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías