Vestigios arqueológicos no frenarán nuevo aeropuerto de México

Vestigios arqueológicos no frenarán nuevo aeropuerto de #México.

Los vestigios arqueológicos que se localicen en la Base Aérea Militar de Santa Lucía en México no determinarán el destino de la ampliación del aeropuerto, afirmó hoy una fuente especializada.
Así lo declaró Pedro Francisco Sánchez, coordinador nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador colocara esta semana, de manera simbólica, la primera piedra de ese complejo aeroportuario.

Sánchez asegura que ni allí, ni en el Cerro de Paula, existe una gran riqueza arqueológica. ‘Lo que hay solamente son amontonamientos de cerámica. Estamos hablando de que ese sitio estaba a la orilla de los lagos y la gente no solía construir en ese tipo de terrenos fangosos, donde precisamente se empantanaban los mamuts’.

En declaraciones al diario Milenio, el experto dijo que por el momento no se está haciendo ningún tipo de excavación en Santa Lucía, pero que cuando se meta la pala al piso ‘allí estará el INAH pendiente para que no se afecte el patrimonio’.

Confirmó que se han localizado pequeñas concentraciones de cerámica y un poco de obsidiana, algunas navajillas y restos de lítica, aunque se presume casi con certeza que hallaremos fauna pleistocénica, principalmente mamuts que se quedaron empantanados en la orilla de los lagos.

En el caso del Cerro de Paula, únicamente se tienen registrados tres sitios, pero igualmente son concentraciones cerámicas, con lo que esos vestigios no determinarán el destino del aeropuerto.

En la parte baja del Cerro de Paula hacia el poniente se han ubicado vestigios, pero igualmente son concentraciones de cerámica. Esto obedece a que el ser humano comenzó a caminar por ahí hace mil o dos mil 200 años; tenemos por lo menos mil años de idas y venidas del hombre por esa región.

Indicó que en el cerro hay prospecciones, estudios que datan de 20 o 25 años; en Santa Lucía se tienen registros previos de excavaciones y salvamentos de fauna pleistocénica, de mamuts particularmente.

Van desde la época de las aldeas teotihuacanas hasta la llegada de los españoles.

Francisco Sánchez Nava confirma que no se ha encontrado la menor evidencia, ni la habrá, de que existan estructuras o edificios piramidales.

En el Cerro de Paula hay presencia de vestigios pero no son propiamente sitios arqueológicos, son localidades con concentraciones de materiales; solamente son amontonamientos de cerámica, finalizó.

Fuente: Prensa Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías